XX XX XX

Balada hormonal




Los Meekyns eran una familia prototipo de clase media de la costa Oeste de Estados Unidos. Vivían en un barrio residencial tranquilo, en una casa uní-familiar, con verde jardín, garaje con doble plaza y un vecino mayor obsesionado en saludar cada día por la mañana mientras sacaba a pasear al perro.
El señor Thomas Meekyns era el marido ausente, siempre trabajando fuera de la ciudad. Normalmente en Búfalo o cualquier otra población con nombre de animal rumiante (véase Reno por ejemplo).
La esposa era una ama de casa de manual, una Nancy con rulos. Tenia siempre la casa impecable al tiempo que lucia un tipo despampanante todo y ya no estar en el mercado.
Siempre sonreía, era enfermiza-mente amable y poseía un instinto para guardar las apariencias a prueba de bomba.
Los hijos, por su parte, eran la típica parejita, niño y niña (Jefry y Hanna), ya en la edad del pavo y de la pava.
Eran monos sin llegar a deslumbrar, niños bien, adolescentes con sus roles sociales muy marcados y una personalidad aún no muy definida.
Él era el típico musculitos, capitán del equipo de Fútbol Americano, con gran popularidad entre sus compañeras de clase, y ella una animadora, un poco torpe, y escritora de un blog de moda anónimo donde despellejaba sin piedad a toda la competencia del instituto.

La vida familiar transcurría con total normalidad hasta que un día estalló un escándalo familiar latente que hizo temblar los cimientos de aquel, aparente, dulce hogar.

Hanna corrió al trote hacia la habitación de su hermano, subió las escaleras saltándose algunos escalones y fue a la puerta cerrada, sin hacer ruido, ya que se había quitado los zapatos y solo llevaba sus calcetines blancos con dibujos de Hello Pitty tocándose el potorro.
Al llegar a su destino agarro el pomo y abrió la puerta de golpe al grito de:

-ME HAN ELEGIDO ANIMADORA JEFAAA... EHHHH???
-¡¡AAAHHHH!!

El susto de su hermano fue descomunal.

-PERO QUE HACES IDIOTA? NO SABES LLAMAR A LA PUERTA? ¡¡Tengo derecho a la INTIMIDAD!!
-PERO QUE ESTÁS...???
-Esto....no es lo que parece.. yo solo estaba...
-Niños, que es este griterío? HA PASADO ALGO?

La supermadre no paso por alto este altercado en su madriguera y se unió a sus retoños para ver que estaba aconteciendo (llamalo instinto maternal o maruja fisgona).

-Desde cuando haces estas cosas?
-Yo no hago nada, tontaca, estás confundida...
-A ver hijos, que está pasado aquí? A que vienen esas voces?
-He entrado en la habitación de Jefry...
-Sí.. y no ha llamado a la puerta..
-Y lo he pillado infraganti...
-No es cierto, idiota.
-infraganti? Pero haciendo qué?
-Mami, estaba escuchando con los cascos un disco de baladas románticas.
-QUÉ?
-No es cierto.
-SI QUE LO ES. Estaba como embelesado, abrazando la almohada con los ojos cerrados y dando como besitos al aire.
-Zorra mentirosa.
-Hijo mio, es eso verdad?
-Claro que no mama, yo no hacia eso.
- Ah no? Y que hace aquí la foto con el rostro sonriente de Glenn Medeiros?
-Yo que sé, ha caído de una carpeta o algo.
-Anda ya, que no somos gilipollas.
-Niña, esa boca. Jefry hijo, Glen Medeiros es lo mas cursi, azucarado y pasteloso que te puedes tirar a la cara.
-Pero mama si yo estaba..
-Que estabas qué? Si te he pillado, estabas escuchando una balanda totalmente emocionado con una cara de intensidad que lo flipas.
-Falso, yo... yo estaba... a punto de... de pelarmela.
-QUEEE?
-Mentira mama, estaba embelesado con esa música amanerada.
-QUE NO LECHES, que te has confundido, estaba por hacerme un pajote descomunal.
-A ver hija, tú no puedes saber que es lo que iba a hacer o no.
-Y porque miraba fijamente esta foto del disco?
-Joder, por la tía.
-Que tía? pero si la mitad de la portada es el careto del cantante, ella sale de re-filón.
-Pero está buenísima y me pone palote.
-Pero si es una ñoña, no tiene nada, es una tabla de planchar.
-Pero tiene un culito respingón.
-Es cierto, ese culo es muy respingón.
-Anda ya.
-Hija, si el niño dice que se la quería cascar es que se la quería cascar.
-Gracias mama.
-Pero mama, si tu misma me dijiste que encontrabas muy raro que no localizaras ningún calcetín de las pajas.
-QUEEE?
-Bueno hijo, últimamente he estado repasando tus calcetines y ninguno tiene rastros de esperma seco.
-Como? has estado buscando semen en mis calcetines?
-Las madres hacemos estas cosas, queremos que todo se desarrolle con normalidad en la pubertad.
-Joder, pues uso toballitas húmedas, dan mas roce.
-Otro embuste, No te cansas de inventar tantas patrañas? Ahora todo encaja, eres un romanticón en el armario, uno de esos hombres sensibles que no les da vergüenza llorar.
-Callate ya subnormal. Yo le doy al manubrio a diario, y pensando en tu amiga Lony que tiene más tetas que Dolly Parton.
-Con Lony? Esa niña tan agradable. Si es una santa.
-Una Santa? Esa calienta braguetas se me arrima en el pasillo mientras sonríe y mueve las domingas.
-Si mama, en el fondo es una perra, si ha hecho mas mamadas que todas las demás animadoras juntas.
-QUE???
-Cómo?
-...nada, nada, chorradas. Y tú no disimules, que solo con Lony no puedes tapar tu adicción a las cancioncillas para niñas.
- También me la pelo pensando en la señora Espe...
-QUE? MI AMIGA ESPERANZA? pero, pero, si tiene casi 60 años.
-Sí, y un culazo más grande que la carpa de un circo, y bien que le gusta mover-lo cuando anda delante mio.
-DIOS BENDITO
-Mama, no te dejes engatusar. Se quiere hacer el cerdo y no deja de decir trolas ahora que le hemos descubierto.
-Que no, que soy un vicioso compulsivo.
-Bueno, YA BASTA, mañana viene vuestro padre. Ya veremos que opina él de todo este asunto tan delicado.
-Eso, que la verdad salga a la luz.
-Serás lerda.
-¡Capullo!
-¡NIÑOS, cada uno a su cuarto y A CALLAR!
-Vale, ahora me voy a follar el cojín como si no hubiera un mañana.
-ya ya, vuelve con tus melodías de los osos amorosos... SEÑOR CAPITÁN.




Por la noche, mientras todos dormían, una sombra musculada ataviada con un pijama de "Love Story", encendió la computadora y borro el historial del navegador y la carpeta de favoritos titulada "canciones de amor rosado y otros besitos aterciopelados", para luego crear las carpetas "sexo en el campo", "jovencitas con ganas de rabo", "abre la boca que te doy el biberón" y "aprendiendo a conducir los martes y jueves" (esta ultima resulta desconcertante en esta coyuntura narrativa).