XX XX XX

Apuntes del regreso

Un día, hace más de 10 años, me fui...

Ahora, en otra coyuntura vital, he decidido volver, tengo mis motivos y algún día me gustaría explicárte-los.
Este blog fue una criatura que parí hace unos 15 años, y la verdad, tuvo sus momentos.
También es cierto que lo abandoné a su suerte hace 10 años (todo hay que decirlo).
El éxito es relativo, pero que haya mucha gente que te siga, te lea, y te comente, es un rotundo éxito para mi.
Solo hay que leer los comentarios de los relatos más populares.
Fueron tiempos en que los Blogs estaban en boga, como una moda primaveral que florecía por todas partes.
La interrelación entre creadores y lectores era facunda, a falta de redes sociales que llevarse a la boca el personal pululaba por estos lares virtuales participando activamente.

Ahora el panorama ha cambiado drásticamente, las comunidades se han extinguido y los Diarios Digitales parecen pueblos abandonados con puertas que chirrían con el viento del norte.
De hecho, creo que los cuatro blogs que persistimos tendríamos que llamarnos todos "Los Sin Comentarios", porque ese es el presente y futuro que nos espera en esta ciénaga desierta.

He releído muchos de mis posts antiguos y, madre mía, que horror, bastantes han sido fulminados al instante, y no podía disimular el sonrojo de mi cara mientras le daba al Delete.
Qué vergüenza pasamos a veces en las torpezas de nuestro ayer.
Otros artículos han sido puestos en cuarentena, en el rincón de pensar, y aún tengo que decidir si los rescato o no. Por eso estan como "borrador" y se ve el link pero son inaccesibles.

Evidentemente, todos los relatos basados en hechos reales aparecen con los nombres cambiados, ya sea de personas, de lugares o de la mascota idiota de un personaje random.

Ademas, las cosas ya no funcionan como antes.
Muchas imágenes ya no se muestran, muchos enlaces están rotos o estropeados (que es lo mismo).
He desactivado las traducciones automáticas y no sé que haré con la versión en castellano del blog, si de hecho, voy a escribir en Els Abismes Siderals con las dos lenguas indistintamente (y eso si no me animo en inglés, pero aún estoy un poco verde para eso).
Total, ya no tengo lectores que se quejen de que no entienden el catalán.

Recapitulando, la blogosfera está muerta, ya no es lo que era y todos han abandonado la fiesta.
"Relatos Zombis" también seria un buen nombre en esta situación.
Somos muertos vivientes que tenemos miedo de la luz del final del túnel.
La sala de espera tiene todas las sillas vacías y las revistas tiradas por el suelo.
Incluso hay un eco entre palabra y palabra y los grillos asumen todo el protagonismo de la banda sonora.

¿Dónde juegan ahora la partida de poker mis amigos?


Ver perfil relativo



Y aquí estamos hoy (Septiembre 2019)
Escribiendo para mi en un supuesto lugar público.
Créeme, algún día lo entenderás… y fliparás.


Espero que todo te vaya bien y, si puedes, me leas de vez en cuando, aunque eso, ha priori, parece un poco complicado.

Me gusta la gente que se queda hasta los títulos de crédito.

Author: Carles Vilaburges Bo haciendo el Rufus