XX XX XX

En el momento adecuado


- Hoolaaaaa

- Hola?

- ¿Cómo estás morenazo?

- Hmmm.... eh? bien, supongo.

- Vienes muy a menudo por aquí?

- ¿Eh? no, es la primera vez que...

- Vaya, vaya, tenemos aquí a un forastero misterioso.
¿Me cuentas tus secretos más oscuros?


- ¿Cómo? em... No yo, solo estoy bebiendo esto porque ya me voy.

- Te vas? Ya? Te doy miedo? Eres un bombón, te puedo comer entero si te portas bien... o mal... jijiji

- Dios santo... esto...

- No te gusta que las tías tomemos la iniciativa?
Eres de la vieja escuela, eh?
Ahora nos llaman mujeres empoderadas pero yo prefiero... EMPOTRADAS... y hasta el fondo guapo.


- ¡LA VIRGEN!

- No cariño, yo no soy eso. y dime mi niño travieso...
¿Te gusta mi vestido blanco?


- ¿Ehhh? Si, si.. claro, es bonito y muy adecuado... para la... la ocasión.

- Verdad que sí? y es muy fácil de arrancar.
¿Te gustan las mujeres de armas tomar y bragas quitar?


- COMOOORRR?

- Ay, deja ya de hacerte el santurrón de pueblo y dame canela fina de una vez... ¡Cabrón!

- Pero.. pero?

- Menos peros y más iniciativa ATONTADO.
¿Y ahora dónde carajos miras?


- La, la están.. llamando

- A mí? ¿Quien coño me llama ahora?

- Bueno... esto... esto es una boda, usted es la novia. Estaban a punto de cortar la tarta junto con el novio y toda la familia cuando a venido a mi mesa a buscar un cuchillo más grande y se me ha puesto a hablar de... de... de empotrarla...


- Ursula, cariño, deja ya de hablar con el cura y trae el cuchillo que te estamos esperando todos hace rato.


- Jodeeeerr! ¡Anda mi madre! Vaya despiste.
Qué día más gilipollas que tengo hoy...
VALE, VALE... ¡YA VENGO MI VIDA!